Web de proveedores: modernizando la cadena de suministro

Global Commerce Initiative (GCI) es una entidad que promueve la adopción de estándares y buenas prácticas para la mejora de la cadena de suministro. En el informe “Future Supply Chain 2016”, advierten sobre los cambios, tanto de origen externo como interno, que transformarán la industria en los próximos años.

Web de proveedores

De acuerdo con GCI, éstas serán las fuerzas externas a las que toda empresa debe prestar atención:

  • Económicos. Mercados como Brasil, Rusia, India, China, África y Corea ganarán importancia y evolucionarán a un ritmo inusualmente rápido.
  • Ecológicos. Las empresas se verán más presionadas a actuar con conciencia ambiental. El agotamiento de los recursos (que incluye fuentes de energía y materias primas) influirá decisivamente sobre la cadena de suministro.
  • Regulatorios. Las empresas tienden a dedicar un mayor interés a la responsabilidad social empresaria, a la vez que crecen las presiones tanto de los consumidores como gubernamentales en materia de medio ambiente.
  • Demográficos. crece la población urbana y los países occidentales tienden al envejecimiento.
  • Tecnológicos. Explosión de información. Las tecnologías RFID tendrán una gran importancia. Aparecerán nuevas formas de comprar.

En cuanto a los cambios internos, el informe menciona los siguientes:

  • Comportamiento del consumidor. Los compradores ganarán poder hasta convertirse en actores activos de la cadena de suministro. Dirigirán el desarrollo y la reposición de los productos.
  • Flujo de producto. La creciente congestión de las ciudades obligará a pensar nuevas formas de transportar los productos.
  • Flujo de información. Las empresas, incluso aunque compitan entre sí, deberán compartir información que les permita anticiparse a las necesidades del consumidor.

Algunos de estos cambios pueden afrontarse a través de un portal de proveedores como Interaction, una solución de software que unifica la actividad común entre la empresa y sus proveedores. Con el uso de comprobantes digitales se evita el costo ambiental del papel, atendiendo al factor ecológico; se evita su envío a través de vehículos, resolviendo parcialmente el problema de la congestión de tránsito; y se ahorra espacio, cumpliendo con posibles regulaciones gubernamentales sobre el uso eficiente de la infraestructura. Al mismo tiempo, la posibilidad de realizar pedidos de mercadería a través de Internet es un avance hacia un futuro tecnológico con nuevas formas de interacción comercial. Por último, compartir entre la empresa y el proveedor datos sobre pagos o estado de trámites promueve un flujo de información transparente.

Esta entrada fue publicada en Portal Proveedores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.